Sunday, May 1, 2011

yo y mi yo





Subconsciente, alma, instinto, o como quieran llamarlo, es imposible negar que existe algo dentro de cada uno, que no podemos controlar, pero está, y se manifiesta.
Aun que no he estudiado mucho de esto, porque lo poco que veo en redes, más lo poco que leo por internet, me permito hablar sobre este tema sin saber nada, pero desde mi propia experiencia.

Como no me gustan los cuentos tampoco os voy a contar ninguno, os hablaré de cosas que me han pasado de verdad e intentaré no tergiversarla.

Mi subconsciente o lo que sea que llevo dentro es diferente a mí, y lo he ido comprobando de forma algo creíble. Primero me he estado grabando dormido con mi móvil android y una aplicación para grabar solo cuando detecta sonido por encima de un umbral, el resultado ha sido que he dejado de grabarme porque he escuchado cosas que no me ha gustado escuchar.
A traves de esas grabaciones me he escuchado gritar de miedo, como nunca imaginé, me he escuchado hablar muy claro, diciendo cosas que yo no podría decir, tambien hablar muy diferente, como si me cambiara la voz, y luego en otros idiomas y cosas que no llego a entender.
Desde niño no suelo descansar cuando sueño, mi hermano me ha contado que solía salir de la cama y pararme frente a la ventana completamente dormido.
Por otra parte, cuando sueño y se queda grabado, no lo recuerdo, pero si sueño sin hacer ruido sí que lo recuerdo, y siempre suelo recordar el final, por que es cuando voy recobrando la consciencia.

A veces tengo sueños largos, donde aparte de ser todo muy real, tengo recuerdos, tengo planes de futuro, y tengo aceptadas una serie de circunstancias que mi cerebro inventa, luego al despertar no ha pasado ni dos horas y para mi ha sido ... mucho tiempo.
Si despierto muy rapido, parte de mi consciencia aun esta dentro del sueño, y tardo unos segundos en recuperar todo, quien soy, donde estoy, de que trata esto, y en esos segundos he llegado a no poder reconocer la cara de mi novia, como si fuera una completa extraña.
Solo una vez he llegado a comprobar que he tenido un sueño dentro de otro sueño, porque en el sueño dentro del primer sueño una persona me dio un beso inesperado, y del la sorpresa salté a un sueño exterior donde estuve contado aquel sueño y me despertaron con un golpe mientras lo contaba, si no, supongo que no habría podido recordarlo.
Tengo recuerdos desde muy niño de pesadillas, y recuerdo el sueño donde dejé de tenerlas, porque no podía dormir, y como ya no lo podía soportar, me giré y fui hacia la sombra que me perseguía continuamente en cada sueño, mientras se acercaba mi cerebro hacia que me diera más miedo, le ponía pinchos, se hacía grande y más oscuro, me hizo pensar que moriría, pero en vez de huir corrí hacia esa cosa a traves del laberinto y desperté, desde entonces no he vuelto a tener pesadillas, al menos no de ese tipo.

Debido a estas continuas manifestaciones de un yo que no controlo, he ido notando como se comporta, y que cosas hace. Por lo visto busca en mis recuerdos las cosas que más me impresionan, las que menos espero, las que más me molestarían y sobre todo las que más miedo podrían darme, luego intenta que sea creíble, responde a todas mis dudas, me plantea problemas y espera a ver como respondo, se inventa situaciones con personajes en mi vida para ver que haría.

Pero no solo se manifiesta en mis sueños, tambien cuando estoy despierto noto esa voz interior y no es nada amigable, cuando estoy en alguna situación donde tengo que responder por instinto, esa parte de mi toma el control por segundos, permitiendome hacer cosas que normalmente no haría, mientras eso pasa se siente como un descanso, como un dejarte llevar, incluso es placentero, pero no dura nada.
Esto lo he notado sobre todo cuando mi cerebro está muy estresado y tiene que responder rápido, como jugando al fútbol, o algún juego de guerras online, una vez he terminado de jugar veo lo que he grabado y lo noto.

Ese yo instintivo es muy cabrón, frío, sadico, insensible, calculador, hostil, está siempre midiendo, está como analizando presas, buscando fallos, calculando lo que puede venir, preparandose para cualquier cosa, está imaginando situaciones y preguntandome qué haría yo.

No nos parecemos, pero he aprendido a no escucharlo, llevo mucho tiempo sin dejarme llevar, a veces cansa, a veces emplearte en ser buena persona no tiene recompensa alguna, y mucha gente te demuestra que no importa para nada esforzarte en ser mejor persona, que este mundo se rige por otras cosas...

La mayoría de la gente se deja llevar, y suelen decir aquello de "yo soy así y punto" pero yo no comparto esa filosofía de vida, lo mío es un constante inconformismo conmigo mismo, y con lo establecido, me gusta plantearme todas las reglas, probarlas, y sobre todo hacer lo que la mayoría de la gente no hace por no violar esas reglas, no digo que esté siempre rompiendolas, sino, poniendolas en duda.

Si me dejara llevar, si me conformara, si dejara de pensar por mi mismo, tendría muchos más amigos, otro tipo de amigos, estaría más integrado en la sociedad, sería más "feliz" quizá, estaría con los clásicos problemas de hoy en día "qué me pongo, qué me compro, cómo me veo" y tendría gustos en comida, tendría gustos en música, en ropa, sería más delicado, más egocentrico, sería más egoista, encajaría en esta sociedad.

Mientras sea consciente continuaré sin aceptar mi yo interior, mi pasado y mi presente.

No comments:

Post a Comment