Wednesday, September 22, 2010

mientras siga intentando sacar esto del pecho

Continuare navegando entre la firma de tus roses sobre mi piel, me das esa sensación de que ya estoy completo, que ya no me falta nada en este mundo.
La dulzura de tu voz entrelazada con tu mirada, que me dice de verdad cuanto me amas, aunque es imposible mirar hasta el fondo de tus intenciones, me acongoja saber lo que guardas dentro.
Por la pequeña rendija de tu ventana penetra una pequeña luz tenue iluminando vagamente la habitación, dándonos esa sensación de tarde de tranquilidad  y de sueño.
El calor de tu cuerpo llenando todo el espacio entre nuestras almas, hace que me quede rendido en tu regazo, mis ojos se cierran y mis labios esbozan una sonrisa de plenitud, los tuyos se encaminan y empiezan a robarme el aire, la falta de aliento me despierta entre sonrisas picaras, los respiros entrecortados al compás de nuestras manos, el olor a deseo, los te quiero perdidos entre jadeos, el tacto, casi como tocando el cielo.
Una marea de amor y de entrega al deseo, al placer y al sentir que somos uno de nuevo.

No comments:

Post a Comment