Monday, June 14, 2010

Mi pregunta es muy concreta

¿cómo puedo paliar o solucionar mi síndrome de carencia afectiva? ¿Por qué no me siento querido?

El síndrome de carencia afectiva se define como una situación en la que un niño ha sufrido la privación afectiva necesaria en una edad temprana. Por otra parte, cualquier persona puede sentir no haber amado lo suficientes o no haber sido amado de forma adecuada; pero estos sentimientos de malestar, que suelen ser transitorios, no constituyen una carencia afectiva.
Esta falta de estimulación afectiva puede provocar síntomas somáticos, afectivos y conductuales por lo que es importante poder ser tratado adecuadamente el miedo a la pérdida o al abandono. Ello puede provocar en el sujeto una búsqueda afectiva, que necesite de una reafirmación continua de ese afecto.
René Árpád Spitz ha estudiado el déficit afectivo ante la carencia por insuficiencia debido al ingreso institucional (hospitales, orfanatos…) de niños; describiendo, además, la depresión analítica ante la carencia afectiva parcial de los sujetos.
Ante la carencia afectiva lo más propio es poder trabajar a nivel preventivo: preparación ante la separación, búsqueda de un sustituto adecuado, apoyo familiar… Una vez ocurrido, el trabajo terapéutico consiste en la expresión de esa necesidad afectiva, enfrentarse a los temores ante el abandono, desarrollar un sentimiento de seguridad personal y valoración que te permita poder paliar dicha carencia.
Por ello, es importante que puedas explorar la pérdida sufrida y poder llegar a entender que no se pudo hacer de otra forma que las personas que provocaron esa carencia afectiva, en ese momento, no supieron y no pudieron hacerlo de otra manera.
Ahora es importante que puedas aprender de lo sucedido, apoyarte en las capacidades y las potencialidades de las que te dotó esa situación y poder mirar hacia delante de una forma diferente.

No comments:

Post a Comment