Monday, May 31, 2010

amor incondicional

Si es verdad que todos procedemos del centro de una estrella, cada átomo de nuestro cuerpo proviene de una estrella, entonces todos somos lo mismo.
Incluso una maquina de coca-cola o una colilla.. está formada por átomos que vinieron de una estrella. Han sido reciclados miles de veces como tu y yo. Y por tanto todo lo que hay ahí fuera soy yo.
Entonces : DE QUE TENEMOS MIEDO? QUE ES LO QUE NOS OBLIGA A BUSCAR CONSUELO?
NADA. No hay nada que temer porque todo es nosotros, el problema es que nos separaron al nacer y nos dieron un nombre y una identidad y nos individualizaron. Nos separaron de la unidad, y eso es lo que explota la religión, que la gente tiene esa necesidad por formar parte del todo de nuevo.
Y eso es lo que explotan. Lo llaman DIOS, dicen que tiene reglas, y yo creo que es cruel.
Creo que se puede vivir sin religión.

.. si un visitante extraterrestre examinase las diferencias entre las sociedades humanas, encontraría esas diferencias triviales comparadas con las similitudes... Nuestras vidas nuestro pasado y futuro están vinculadas al sol, la luna y las estrellas...
Los humanos hemos visto los átomos que lo constituyen, toda la naturaleza y las fuerzas que esculpen ese trabajo.. Y nosotros, que encarnamos los ojos y oídos locales, y los pensamientos y los sentimientos del cosmos hemos empezado al menos a preguntarnos por nuestros orígenes, material de estrellas contemplando estrellas, colecciones organizadas de diez mil billones de billones de átomos, contemplando la evolución de la naturaleza, descubriendo el largo camino por el que llegó a la consciencia de sí mismo aquí en la tierra.
Nuestras lealtades son para con las especies y el planeta. Hablamos por la tierra. Nuestra obligación de sobrevivir y prosperar se debe no solo a nosotros, sino a también a ese antiguo y vasto cosmos del que surgimos.
Somos una especie. Somos materia estelar cosechando luz estelar.

No comments:

Post a Comment